Ahora que llegan el verano y el calor, qué mejor que tomarse unos refrescos para saciar la sed. Cada uno tendrá su marca o sabor referido pero lo que es indudable es que un buen trago a un refresco bien fresquito es una de las mejores curas para el calor que se han inventado. Además, algo muy bueno que tienen los refrescos es que están bien vistos en casi cualquier situación social, y cualquier momento es bueno para tomarse uno. ¿Qué no? Apuntad:

Viajando – Te desplaces en coche, autobús, tren o en el medio de transporte que sea, un buen refresco siempre será tu mejor acompañante para combatir el calor.

Restaurante – Con tu familia, con tus amigos o con tu chica, elige un refresco en ese restaurante que tanto te gusta para disfrutar de una comida o una cena maravillosas.

Playa/piscina – Tumbado en la toalla, después de tomar el sol, bañarte o jugar al volley-playa, ten tu refresco siempre a mano.

Montaña – ¿Eres de los que prefiere el senderismo, las rutas de montaña o los paisajes rurales? Acompaña tus rutas con unos refrescos que te den la energía necesaria.

Cena en casa – ¿Tienes una reunión familiar? ¿Aprovechas el verano y el buen tiempo pata que la familia se reúna? ¿Tu familia es asidua de las barbacoas familiares? Seguro que vais a necesitar refrescos.

Parque de atracciones – Aqua park – Eso sí, no subas con tu refresco a las atracciones o acabarás bañado, ¡y no de agua!

¿Pasando una tarde agradable con tus amigos en el parque? ¿Preparando en el camping los planes para por la noche? ¿Por qué no tomar un refresco con el calor que tienes?

Pubs/discoteca – Es evidente que vas a necesitar refrescos. Como dato, que sepas que también los puedes tomar sin acompañarlos de alcohol.

Cine – Supongo que no serás de los que aguante una película entera sin beber, y encima comiendo palomitas…

Relajándote en casa – El verano suele ser sinónimo de calor, diversión, fiesta… pero también hay veces que nos apetece un plan tranquilo en casa, viendo nuestra serie preferida o leyendo ese libro que habíamos prometido leer. Los refrescos lo saben y estarán ahí para hacerte compañía, no lo dudes.

Y recuerda, en esta vida todo se ha de tomar con mesura. No te atiborres. Disfruta del sabor de tu refresco preferido en su justa medida.