arquitectura-moderna-museo-guggenheim

Las tendencias siempre son relativas a un espacio temporal concreto y a un lugar, hecho que se ve claramente a lo largo de la historia y geografía que recordamos. Según la época en la que se construye un edificio, la forma del mismo varía, el tamaño, los colores, los materiales, etc…

Estos cambios se en la arquitectura de los edificios refleja en muchos casos la realidad social del momento, ya sea con edificios que no llamen la atención, algo austero hasta edificios que busquen la ostentosidad en el tamaño, fachadas, tejados y demás.

En la actualidad, se busca en muchos casos la practicidad y la eficiencia de las viviendas, haciendo que estas se parezcan mucho entre sí, así como una estructura muy similar, habiendo muy pocas variaciones entre unos edificios y otros.  ¿Todos?, no, todos no, hay un reducido grupo de arquitectos y artistas que han decidido llevar la arquitectura a otro nivel, la llamada arquitectura moderna, donde cada uno, dentro de su estilo ofreció al mundo construcciones muy llamativas.

Aunque decir arquitectura moderna sea quizás demasiado genérico, ya que el periodo “moderno” comprende diversos estilos y vertientes. Pero lo que en general podemos afirmar que esta época nos ha ofrecido algunos de los edificios más originales y espectaculares de la historia.

Varios factores han influido, desde la aparición de nuevos materiales como el acero o el hormigón armado, hasta las nuevas tecnologías y maquinaria aplicables al entorno de la construcción, que  han permitido el desarrollo de auténticas obras de arte.

A principios de siglo podemos hablar de neoplasticismo y expresionismo, la idea del primero es el despoje de los accesorios  y una estructura geométrica. Y en el segundo, se aprovechan los nuevos materiales, así como el uso de diferentes formas, antropomórfica entre ellas.

Luego llegó el “Art decó”, que si bien puede ser considerado un conjunto de diferentes estilos y movimientos, resumiéndose en unos edificios con una decoración muy llamativa. De aquí saltamos al último tercio del siglo, donde se forjó los precedentes del movimiento moderno, con el estilo anglosajón “Arts and Crafts”.

Y con el cambio de siglo llego el modernismo, que llego rompiendo con todos los estilos anteriores aprovechando el hierro como material de construcción.

arquitectura-moderna arquitectura-moderna-auditorio-tenerife arquitectura-moderna-art-deco

En general los diferentes estilos arquitectónicos nos han dejado una herencia de edificios singulares que se demuestran que la arquitectura puede ser algo más que una simple casa o pabellón, se puede hacer auténtico arte.