Hoy en día no es raro ver gimnasios de artes marciales repartidos por las ciudades. Una de las artes marciales mas enseñadas a grandes y pequeños es el karate.

Pero si a todos esos padres que apuntan a karate a sus niños les preguntan qué es exactamente o cual es su filosofía, ¿Sabrían contestar?

El karate enseñado apropiadamente es mucho mas que dar puñetazos y patadas, cuenta con una filosofía y una ética además del componente físico.

Artes Marciales: El karate

En general, las artes marciales cuentan con tres componentes: Filosofía, Disciplina, Esfuerzo físico. El karate no es una excepción, y la mentalidad del karateka debe ser educada para aprender a utilizar adecuadamente los conocimientos adquiridos.

La primera norma del karate “Karate ni sente nashi” cuyo significado es “En el karate no existe primer ataque”. Y es que, contrariamente a lo que pueda parecer cuando se ve a los alumnos practicando golpes, lo primero que se enseña al karateka es a no aprovechar sus conocimientos para generar violencia gratuita, únicamente como defensa personal y como medio para el crecimiento personal mediante esfuerzo físico.

Otro principio del karateka es la humildad pues “Cuanto más grande sean las capacidades del karateka, más humilde este debe ser”.

El karate es muy positivo en la educación, ya que a las personas más tímidas las ayuda a ganar confianza en sí mismas y a las personas o niños más revoltosos, los ayuda a liberar su energía.

Con respecto al aspecto técnico, el foco del karate es batir al rival con golpes potentes y directos, se rige por procedimientos, normas estrictos, haciéndolo más parecido a las técnicas de combate con armas como katanas. Esto se debe a que el karate encuentra sus bases en el “bushido” que es la técnica de la espada oriental.

Básicamente se trata de una “Esgrima corporal” y sus Katas (a grosso modo, sucesiones definidas de golpes al aire para practicar),  así lo demuestran, ya que se basan en golpes rígidos y precisos.

A niveles básicos se enfoca en una correcta colocación del cuerpo, equilibrio y alineación. En combate enfatiza las técnicas defensivas:

  • Bloqueos: Deteniendo golpes del rival.
  • Esquivas: Evadiendo golpes utilizando un movimiento acompasado, obteniendo una posición ventajosa con respecto al rival.
  • Golpes a puntos vulnerables: Intentando acabar la contienda lo más rápido posible.
  • Desplazamientos: Permiten ganar posición con respecto al oponente
  • Barridos: hacer caer al oponente mediante golpes circulares con la pierna.
  • Contraataques: Acciones tras ejecutar bloqueos o esquivas.

Artes Marciales: El karate

También se enseña a buscar una mejora continua de las propias capacidades en el karate y fuera de él, usando la metodología “Kaisen”: Repetición, Observación, análisis, retroalimentación, ejecución y vuelta a empezar. Volviendo al sujeto autosuficiente en la búsqueda de sus capacidades.

Estos son los principios básicos, así que a partir de ahora, cuando os apuntéis a una academia o gimnasio para aprender, ya sabéis lo que debéis buscar.