artes-marciales-mixtas

Cuantas películas habremos visto donde unos fornidos luchadores hacían un despliegue impresionante de técnicas de diversas artes marciales, derribando una gran cantidad de enemigos, o a un duro rival, que cae tras una épica batalla con objeto de ganar el torneo que les dará el título del “luchador más fuerte”.

Siempre nos queda la pregunta “¿Realmente hay alguien capaz de pelear con tanto brío?”, bueno, si bien es verdad que en las películas todo es un poco exagerado,  las artes marciales, así como sus practicantes están lejos de estar muertos, ya que dichos torneos existen, y tienen una gran cantidad de seguidores.

Las artes marciales mixtas son un tipo de arte marcial que no están centradas en un único tipo de movimientos, abarcando puñetazos, patadas, agarres, lucha de pie, en el suelo, luxaciones, y un largo etc. En la actualidad son practicadas como deporte no olímpico alrededor de todo el mundo.

En la actualidad existen torneos en los que se enfrentan este tipo de luchadores siempre en la búsqueda del luchador más fuerte, del arte marcial más polivalente y efectiva. En estos torneos se enfrentan luchadores de todo el globo que manejan diferentes artes marciales, todas dentro del colectivo de las AMM. Un error habitual es confundir estos torneos con los de Vale Tudo, cuyas únicas reglas son no golpear los genitales y meter los dedos en los ojos.

En AMM prefieren Proteger la salud de los luchadores para evitar que pudieran seguir entrenando tras un combate, de manera que mejoren su técnica y capacidades, ofreciendo mejores combates en el futuro, ya que a fin de cuentas el objetivo de los torneos es ofrecer un espectáculo para sus espectadores con combates de calidad.

A estos efectos se declararon una serie de normas:

  • Dividir a los contrincantes por categorías de peso.
  • A las prohibiciones de golpes, además de las de Vale-Tudo,  se añadió la prohibición de patear a un oponente en el suelo si el atacante está de pie.
  • Los cabezazos fueron prohibidos ya que no requerían técnica, tienen suficiente fuerza para tumbar pero hacen faltas muchos para dejar K.O., haciendo la pelea innecesariamente sangrienta.
  • Los luchadores pelean con unos guantes pequeños con dedos libres, de manera que no se hirieran los huesos y nudillos al realizar puñetazos y golpes de esa índole.
  • Se estableció un límite de tiempo para evitar largas luchas en el suelo carentes de acción para los espectadores.
  • El árbitro puede obligar a los oponentes a levantarse del suelo si considera que no están haciendo ataques significativos para ganar una posición dominante, es decir, que aprovechen la pelea de suelo para descansar un poco.

artes-marciales-mixtas-combate

En todos los años que llevan haciéndose torneos de este tipo, la evolución de los luchadores ha sido bastante amplia, ya que en un principio los luchadores brasileños, que eran imbatibles en el suelo con jiu-jitsu brasileño devastaron a los demás competidores.

Pero no fue precisamente el fin, ya que los luchadores derrotados aprendieron de los movimientos de sus oponentes y entrenaron para aprender a evitarlos, de manera que empezaron a verse victorias de luchadores dedicados más a golpes que a agarres, lo que propició que los luchadores de agarres, a su vez aprendieran a manejar los golpes.

Esto ha provocado una evolución, de manera que cualquier luchador, manteniendo su estilo pueda evitar ser dominado por otro, es decir, en la actualidad, los luchadores son más polifacéticos que al principio de los tiempos.

Es quizás uno de los puntos fuertes de las artes marciales mixtas, su continua adaptación, el continuo aprendizaje, haciendo que los usuarios de estilos clásicos tengan que esforzarse mucho, y que los usuarios de estilos nuevos o menos frecuentes tengan posibilidades de ganar.

Por todos estos motivos, en las artes marciales mixtas nunca serán dos combates iguales, incluso entre los mismos luchadores garantizando así un espectáculo distinto en cada combate.