black-hat-seo

Black hat SEO, unas palabras que tarde o temprano acaban apareciendo cuando se trabaja y cuando se habla de SEO. Pero, ¿Qué es exactamente el Black Hat SEO?, ¿Qué consecuencias tiene?, ¿Cuáles son las pautas que debemos seguir para caer o no en él?

Es sin duda un tema interesante a tratar, ya que está más que demostrado que los primeros puestos de los buscadores son un premio muy apetitoso en cuestión de beneficios para una web, lo que motiva la utilización de prácticas que no siempre son claras a la hora conseguir  los objetivos.

Por dar algún tipo de definición, podríamos decir que el Black Hat SEO es el conjunto de técnicas ilegales, o al borde de la legalidad para conseguir aumentar el posicionamiento de una página web en Google de forma rápida y efectiva.

Generalmente se trata de técnicas para mostrar textos ocultos al usuario que solo detectase el robot de Google, por ejemplo, llenar una capa de palabras clave y hacerla desaparecer por javaScript o bien técnicas que puede ser consideradas como hackeo puro y duro.

Un ejemplo de esto es el cloaking, que consiste en hacer 2 versiones de la misma página, una de ellas sobre optimizada, que va a ser la que detecte el buscador, y otra más visual y orientada, que va a ser la que vea el usuario.

Un abuso en la política de enlaces mediante link farming también está considerada una mala praxis a la hora de hacer SEO.

También está mal considerado el llamado “Keyword Spamming”, consistente en inundar todo con keywords visibles y ocultas, haciendo los textos ilegibles para el usuario, que debe ser el cliente final.

Otra técnica es hacer sitios similares, portales con idéntico contenido, pero con diferente nombre y url, generando lo que se llama contenido duplicado.

Este tipo de prácticas pueden ser arriesgadas, ya que los exploradores tienen herramientas capaces de detectar las malas prácticas o engaños en el SEO, de manera que el Black Hat SEO puede ser pan para hoy y hambre para mañana, ya que una vez detectado el engaño, se puede sufrir una fuerte penalización, llevando al traste todo el trabajo realizado.

white-hat-seo

Sobre que es o no una práctica Black Hat SEO hay grandes discusiones y muchas posturas, ya que hay muchos profesionales que opinan que no hay moral en engañar a un robot mientras no se esté engañando para ello al propio cliente, mientras otros opinan que hay que ser claro a la hora de hacer el posicionamiento.

Simplemente, a la hora de plantearse el Black Hat SEO hay que preguntarse “¿Justifica el fin los medios?” y ser capaz de asumir la responsabilidad en caso de que las cosas acaben saliendo mal.