como-cocinar-langostinos-en-su-punto

Los mariscos son una delicia para el paladar para muchísimas personas, y suelen estar presentes en todo buen banquete que se precie, cenas de navidad, de empresa, y situaciones especiales en general.

Sin embargo, cocinar langostinos en su punto es una tarea que puede no ser sencilla si no se hace adecuadamente, por eso, porque no queremos que ningún paladar quede insatisfecho en una fecha especial, vamos a dar unas claves para cocinar unos langostinos en su punto de forma sencilla y eficaz.

Las grandes preguntas suelen ser: ¿Cuánta sal pongo?, ¿Cuál debe ser la temperatura del agua? ¿Y el tiempo cociendo?

Bueno, pues vayamos paso a paso, lo primero será llenar una cacerola con agua, obviamente adecuado a la cantidad de langostinos que vayamos a echar, lo llenamos hasta la mitad más o menos con agua fría.

Luego tenemos que añadir hielo en cantidad, empezamos a remover y echamos una buena cantidad de sal, hasta que veamos que la sal deja de mezclarse y se va para el fondo.

Ahora viene la segunda parte del proceso:

Ponemos otra cacerola con agua en el fuego a toda potencia y esperamos a que hierva, momento en el que echaremos nuestros langostinos (no es necesario descongelarlos primero), y los dejaremos ahí hasta que empiece a hervir de nuevo el agua, momento en el que sacaremos rápidamente la cacerola del fuego.

El siguiente paso es sacar los langostinos de la cacerola rápidamente y ponerlos en la que habíamos llenado con hielo previamente.

Removemos con suavidad durante alrededor de tres minutos y las sacamos.

Y por fin el momento más importante, una vez fuera de la cacerola, las escurrimos y ¡ya están listas para comer!

Con este proceso, se consigue que las gambas estén en su punto de sal y de cocción, y por los cambios bruscos de temperatura, se pelan con mucha facilidad, ya que la cascara se despegará de la carne.

como-cocinar-langostinos-en-su-punto-2

Como podéis ver cocinar unos langostinos en su punto no tiene dificultad ninguna, tan sólo tenemos que saber cómo hacerlo y respetar los pasos a dar.

Tan sólo decir que ya, si los acompañáis de un vino blanco o manzanilla, el resultado será excelente, así que, ¡a comer se ha dicho!

¿Te ha gustado el artículo?

Enlaces de alimentación

Enlaces de Langostinos