En los tiempos que corren, cada vez son más las personas que llevan una vida sedentaria debido al tipo de trabajo que tienen, véase oficinistas, gestores, abogados, desarrolladores gráficos, programadores, etc…

Debido a esta situación, y a los horarios que consumen casi todo el día, mantener la forma y hacer un poco de deporte se convierten en un lujo escaso, pues cuando llegan a casa, el cansancio mental  es fuerte, limitando las ganas.

Pero mantenerse tampoco es imposible, solo hay que estar atentos a las posibilidades de las que disponemos o que podemos adquirir, veámoslo.

ejercicio sin tiempo

El primer problema es la falta de tiempo, pues con un horario estándar de jornada completa, mañana y tarde, hay muchos sitios que ya cierran.

Una pequeña clave es, en la medida de lo posible evitar el uso del coche, yendo, si la distancia es razonable, andando al trabajo, utilizando las escaleras en vez del ascensor.

Otra manera es apuntándote a un equipo. Pues no son pocos los equipos de gente en situación similar que alquilan polideportivos o pistas hasta tarde para poder entrenar, ajustándose al horario.

Si no se cumplen los requisitos anteriores, hay más posibilidades, para hacer el deporte dentro de casa.

¿Habéis probado el Wii Fit? Si bien es quizá, algo caro, puede proporcionarte un entrenador personal, ofrece ejercicios de varios tipos, desde tonificación, estiramientos, yoga, lo único que no tiene son pesas. Todo ello mostrado de una manera atractiva y simpática que incita a seguir haciendo ejercicio.

Y si el Wii Fit no te convence, recurre a métodos tradicionales, habilita un cuarto para hacer algo de deporte. Utiliza un escalón para hacer stepping o si las posibilidades lo permiten, instala un saco de boxeo y zúrrale bien, mucha gente los pone en los garajes.

ejercicio sin tiempo

Las katas de artes marciales pueden ser un ejercicio duro sin necesidad de salir de casa, solo necesitas encontrar a alguien que te explique cuáles son los movimientos que has de hacer.

¿Tienes familia?, ¡Aprovéchalo!, llévatelos a pasear o incluso a hacer deporte contigo, aunque no sean los 100 metros lisos, se hace más llevadero que hacer footing en solitario y los niños pueden aprender la importancia que tiene poner un poco de ejercicio en la vida.

En cualquier caso, el factor más importante para hacer ejercicio en estas situaciones es tener la suficiente fuerza de voluntad para mantener una rutina o para ser capaz de esforzarte después de un día ya cansado de por sí.  ¡Ánimo, que todo es ponerse!