como-hacer-pan-casero

Hay algo que tienen en común la mayoría de las zonas gastronómicas del país, un componente común a todas que puede marcar una pequeña diferencia. Es el acompañante a toda buena comida que se precie, la pieza que todo buen amante de las salsas necesita para poder disfrutarlas: Un buen pan.

Y es que esta pequeña pieza horneada siempre está a nuestro lado para rebañar o empujar los las salas y los pedazos de comida que se escapan ágilmente de nuestro tenedor.

No hay por tanto, mayor tragedia que llegar un día y encontrarte la panadería cerrada, o no haber guardado suficiente del día anterior para sacarlo y hornearlo en un momento.

¿Qué podemos hacer ahora?

Pues es fácil, con un poco de habilidad y maña, podemos hacérnoslo nosotros mismos, así que hoy vamos a enseñar cómo hacer un buen pan casero que hará nuestras delicias y las de nuestros comensales.

El proceso no es difícil, pero hacer un pan casero requiere algo de dedicación y paciencia.

Este es el proceso para hacer un pan de 30 cm.

  • 750gr de harina de fuerza
  • 15 gr de levadura fresca
  • Media cucharada de sal
  • 450 cc. de agua tibia
  • Harina para la mesa

 

Esto son los pasos a seguir:

  • Mezcla:

Tamiza harina y sal en un cuenco, mezcla la levadura con el agua tibia, luego haciendo un hueco en el centro de la harina, vierte la levadura y empieza a remover con las manos.

  • Amasado y Refinado:

Amasa durante 15 minutos, expandiendo y doblando la masa durante unos 15-20 minutos, sabrás que has terminado porque la pasta no sea pegajosa y este suave.

  • Primera fermentación:

Lava el cuenco, úntalo con un poco de aceite e introduce la masa dentro, cúbrelo con film transparente y déjala fermentar entre una hora y una hora y media, sabrás que está listo porque estará hinchado, y si hundes el dedo, tarda en recuperar su forma original.

  • Segundo amasado:

Saca la masa del cuenco y ve amasando en forma circular, doblando hacia dentro los bordes y una vez que tenga la forma deseada, déjalo reposar durante 10-15 mins.

  • Segunda fermentación:

Coloca tu pan sobre una tabla y cúbrelo con un paño seco, dejándolo en un sitio cálido unos 50 minutos.

  • Horneado

Enciende el horno a 230º con una bandeja con agua caliente en la base, para humedecer, luego introduce el pan.

Cuando haya subido los suficiente, haz un corte superficial con un cuchillo muy afilado para que tenga más corteza y humedece el horno para favorecer este proceso, déjalo así unos 20 minutos y retira la bandeja con agua, luego, tras 15-20 mins baja la temperatura a 200º y deja que se acabe de hornear.

  • Enfriado:

Déjalo enfriar en la rejilla, y no lo cortes hasta que esté completamente frío.

como-hacer-pan-casero-horneado

Cómo podéis ver, hacer pan casero no es tan complicado, tan sólo es un poco largo debido a los tiempos de fermentación y horneado, pero si le echáis un poco de ganas, tendréis un pan estupendo, y además, con la satisfacción de haberlo hecho uno mismo.

A partir de aquí ya podéis probar a añadir algunos ingredientes extra para hacer que el pan casero sepa a diferentes cosas. Así que ¡a mojar pan se ha dicho!

 

¿Te ha gustado el artículo? Quizás también te interese:

Comercios de panaderos

Empresas de panadería