como-mejorar-tu-atencion-al-cliente

Uno de los fallos de muchas empresas es realizar una atención al cliente poco profesional. Y es que no podemos olvidar que nuestro negocio está hecho para ellos, y los servicios que ofrecemos van a ser pagados por nuestros clientes.

Ellos son los que nos pagan, ellos son los que nos dan de comer, y por tanto, se merecen un trato profesional y adecuado a sus expectativas, así que hoy vamos a dar unas claves para mejorar el aspecto de la atención al cliente y ayudar a conseguir y fidelizar estos cotizados seguidores.

Para empezar hay que preguntarse algunas cuestiones para evaluar el trato al cliente en la empresa, por ejemplo,   ¿Quién es el encargado de atender a tus clientes, tus empleados o tú?, ¿Tienes algún tipo de feedback por parte de tus clientes?, ¿Hay alguien formado expresamente para la atención?

Cuando hay problemas de atención al cliente, lo más común es que sean problemas relacionados con:

  • Personal poco cualificado para ello:

Ha y gente que no domina bien el trato serio y profesional que requiere una buena atención al cliente, o simplemente no han adoptado la mentalidad de la empresa en estos menesteres.

  • Una dirección que presta poca atención al problema:

Si la dirección de la empresa se desentiende de la situación, no puede esperar que se arregle sólo.

  • Atención al cliente saturada o una infraestructura mal montada:

Si el encargado de atención al cliente está demasiado saturado, o las líneas telefónicas y terminales no funcionan correctamente, causará muchos problemas entre tus clientes.

 

Sin embargo, no hay problema que no se pueda solucionar, todo es cuestión de darle un buen enfoque, unas acciones efectivas para mejorar la calidad de tu negocio pueden ser:

  • Formar a tus trabajadores:

Expresa tus intenciones para con tus clientes, enseña a tus trabajadores a seguir las líneas de atención al cliente que tu empresa quiere mostrar

  • Selecciona a tus trabajadores:

Una vez que hayas formado, hazles un seguimiento y promociona y motiva a los que mejor resultado te den, para esto puedes poner, en caso de que sea interacción telefónica encuestas a tus clientes para poder valorar a tus empleados o a ti mismo, según el caso.

  • Vigila tu entorno laboral:

No te bases sólo en el aspecto personal, la infraestructura es muy importante, si creas un ambiente en el que el cliente se sienta cómodo, le condicionarás a estar más tranquilo y receptivo.

Ventanas en el despacho, no sentirse agobiado de gente, un entorno limpio y con un buen olor, la presencia de plantas ornamentales, paredes pintadas de un color agradable y una decoración acorde a todo lo anterior pueden cumplir perfectamente este cometido.

  • Se los más veloz posible en solventar las problemáticas que se presenten:

A todos nos gusta que nuestros clientes nos muestren lo maravillosos que somos, pero a la hora de la verdad, son los clientes disgustados los que nos muestran los errores que estamos cometiendo, así que, a este respecto, que un cliente venga quejándose, es positivo, pues si conseguimos resolver su problema rápidamente, nos habremos ganado su confianza.

Muchos clientes valoran más una buena atención y velocidad de reacción que un servicio perfecto y sin incidencias, ya que esto les inspirará confianza y en muchos casos deciden quedarse con tu empresa.

  • Relaciónate con los clientes, mantén una actitud 2.0:

Técnicas tan antiguas como un café, una comida o una cena con un cliente siguen funcionando hoy en día, acércate a tus clientes.

Las redes sociales son una potente herramienta para mejorar tu servicio de atención al cliente, ya que la respuesta puede ser instantánea, y el contacto directo entre clientes y personal puede generar confianza en la empresa, ya que el cliente se ve más involucrado con ella, sintiendo que su opinión es valorada, motivándole para elegir nuestra empresa de nuevo en futuras interacciones.

atencion-al-cliente

Como puedes ver, no son cuestiones descabelladas o difíciles de implementar, con un poquito de ayuda y buen hacer, puedes mejorar mucho la calidad de las relaciones con tus clientes, y así podrás conseguir con más facilidad la fidelidad de estos.

Así que adelante, fomenta una buena relación con tus clientes y ver crecer tu negocio gracias a ellos.

 

¿Te gusta el artículo? Quizás también te interese:

Consejos de planificación para un negocio exitoso

Beneficios de las plantas de interior