Comparación cerraduras

Comparación cerraduras

Cerraduras de embutir o cerraduras de cilindro

Si te encuentras en ese momento en el que tienes que escoger una cerradura y no sabes por dónde empezar ni que decir tiene que siempre puedes dejarte asesorar por un experto en cerrajerí­a. No obstante en esta ocasión te dejamos todos os detalles al respecto de las cerraduras de embutir y las cerraduras de cilindro para que tengas claro en qué consisten cada una y qué tipo de cerradura te convendrí­a más en un momento determinado.

Lo primero de todo decir que las cerraduras de las puertas vienen en muchas variedades y tamaños. Pueden variar de una cerradura de embutir muy elaborada y de estilo, que a menudo se encuentran en una puerta exterior, a las que funcionan mediante un simple giro y vuelta como la cerradura cilí­ndrica, que comúnmente se encuentra en otras partes de la casa.

Pues bien, las cerraduras cilí­ndricas son mucho más baratas que las cerraduras de embutir y se pueden instalar fácilmente, por lo que cualquier persona podrí­a hacer frente a este proceso. Estos son los tipos bloqueos que a menudo entran en las puertas con los agujeros precortados. La inversión en herramientas es mí­nima, pero si lo que buscas es la seguridad en la puerta de verdad, lo mejor es añadir un punto muerto separado por encima de la cerradura de cilindro.

La cerradura de embutir combina la acción del perno de cerrojo con el giro de la llave en el cilindro de la cerradura. Como regla general, las cerraduras de embutir son elaboradas y profusamente diseñadas, además de ser piezas más caras que suelen requerir de un buen cerrajero así­ como de las herramientas de precisión pertinentes para hacer la instalación. Las cerraduras de embutir a menudo se encuentran en las puertas de la entrada principal, y rara vez en otras zonas de la casa.

Por tanto, en su mayor parte, una cerradura de embutir se reserva para su uso en la puerta principal, donde pueden proporcionar una buena seguridad, así­ como crear una declaración visual sobre el estilo único de los dueños de casa, ya que tienen personalidad propia. En muchas viviendas, la puerta de entrada incluye una combinación de una cerradura cilí­ndrica con un cerrojo de seguridad adicional situado por encima.

No obstante, en el caso de que escojas un tipo de cerradura y luego te des cuenta que te vení­a mejor otro estilo no te preocupes porque, sin ir más lejos, podrás pasar con total éxito una cerradura cilí­ndrica a una cerradura de embutir si las nuevas placas de la cerradura de embutir cubrirán los agujeros utilizados por la placa actual, o es posible que puedas agregar placas frontales decorativas opcionales a la cerradura de embutir. Recuerda, contamos con Cerrajeros Moncada económicos. Entonces, las tareas restantes será, básicamente, las que consistan en modificar las muescas de la puerta en el extremo y las de la parte frontal de la puerta para que coincida con los nuevos requisitos de la cerradura. En algunos casos, el relleno puede ser requerido para proporcionar un soporte estructural para la fijación de los nuevos componentes de seguridad

Este proceso requerirá de unos pasos especí­ficos y de una serie de instrucciones a seguir y listo, no habrá más problemas al respecto. De este modo, sea cual sea la solución que pongáis lo cierto es que siempre tendrá remedio con nuestros cerrajeros profesionales, puesto que nos encargaremos de asesorarte en todo momento y de darte los pasos a seguir sobre el tipo de cerraduras que necesitáis.

No obstante, como os adelantamos debéis recordar que las cerraduras de embutir serán las más recomendables en el caso de las puertas de entrada, mientras que las cerraduras de cilindro son idóneas para las puertas interiores, además de ser un tipo de cerradura mucho más fácil de instalar, por lo que si lo que buscáis es hacerlo vosotros mismos podréis a través de este modelo en cuestión.

Deja un comentario