consejos-para-dormir-bien

Una de las causas que más contribuye al estrés, al mal humor y en general, al carácter agrio es la falta de sueño o el dormir mal de forma continuada.

Y es que llevar un buen descanso es algo crucial para mejorar nuestro rendimiento, nuestra capacidad para afrontar sucesos y nuestra capacidad de reacción entre otras cuestiones.

Por eso, es de extrema importancia aprender a dormir bien, y hacer todo lo posible por descansar por las noches, así que, para ayudaros a mejorar en este aspecto, os vamos a dar una serie de consejos para dormir bien que de seguro os sentarán estupendamente.

–          Mantener un horario de sueño regular:

Mantener un horario regular, intentando seguir nuestro biorritmo,  puede ayudarnos  a mejorar la calidad del sueño.

–          Hacer ejercicio:

Pero también de forma regular, si lo hacemos antes de irnos a la cama no estaremos más cansados, estaremos más activos, así que hay que hacer el deporte a una hora regular.

–          No hacer cenas pesadas:

Evitar las cenas copiosas y el consumo de bebidas azucaradas o con cafeína, ya que nos despiertan y nos mantienen activos, además, las energías adquiridas en la cena, no se queman si te vas de inmediato a la cama, así que, además de impedirte dormir bien, engordan más que cualquier otra comida, así que ya sabéis, ¡a cenar ligerito!

–          Nada de alcohol o tabaco:

Resultan muy estimulantes para el cuerpo, y no nos dejarán dormir del todo bien.

–          No dormir sobre una piedra:

Tener una cama en condiciones ayuda a dormir mejor y evita tener dolores de espalda, así que tenla bien cuidada y cambia las sabanas a menudo.

–          Ropa cómoda:

Duerme con ropa adecuada para ello, que sea cómoda y que transpire, lo mejor para un sueño plácido.

–          Tener el dormitorio adecuado:

Primero ventila completamente la habitación y luego cierra puertas y ventanas, así como baja persianas, intenta tener el menor grado de ruido posible, así como la luminosidad adecuada.

Si te ayuda, pon un poco de música ambiente para ayudarte a encontrar una buena relajación.

–          Un buen baño caliente:

Un baño caliente con sales nos dejará el cuerpo en un estado muy propicio para irnos a dormir, preparándonos para el descanso.

–          Usa tu habitación para descansar:

No para trabajar u otras cuestiones, si nuestro cuerpo asocia una habitación con el descanso, estará más dispuesto a descansar cuando entre en ella.

–          Tener la cabeza despejada:

Recuerda, te estás yendo a descansar, deja los problemas fuera, porque además, en muchos casos, si te acuestas pensando en algo, te levantas pensando en ese algo y no terminas de descansar.

–          Sin prisas:

Tómate unos momentos para relajarte antes de dormirte, aunque muchas veces desearíamos que el día tuviera 26 horas y eso hace que cuando nos vayamos a dormir estemos deseando caer dormidos al segundo de acostarnos, a veces no es posible.

Tómate unos momentos para relajar, para sentir cada parte de tu cuerpo rozando las sabanas, hablando contigo mism@, hazlo así y verás como vas cayendo rendido poco a poco.

consejos-para-dormir-mejor

Recuerda, dormir bien te hace sentir mejor, verte más guap@, mejora tu estado físico y mental, así como tu calidad de vida en general, así que tómatelo en serio a la hora de dormir y ¡felices sueños!

 

¿Te ha gustado el artículo? Quizás también te interese:

Beneficios del ejercicio físico

Masajes relajantes – un mundo de placer para los sentidos