Hola chavales, ahora que estamos metidos en estás fechas tan importantes para estar con la familia, con viejos amigos, para ponerse nostálgico; He pensado que estaría muy bien compartir unos cuantos consejos cumplir el objetivo principal de estas fiestas: Sobrevivir a ellas.

Puesto que hay varias fuentes de peligro para nuestras andanzas festivas: Comilonas excesivas, sobredosis de turrón, madres besuconas, y las copas de más en tus salidas intentaremos abordarlas todas:
Consejos fin de año


Con respecto a las comilonas, recordad que ponerse hasta las orejas con los embutidos y langostinos está bien, pero si lo bajáis luego, ¡no os quedéis toda la tarde en el sofá!, levantaos, dad una vuelta por la casa, pelearos con los primos y cosas así, el caso es que os mováis un poco y combatiréis eficazmente los resultados de la voraz glotonería.

A la familia, vamos, dadle un par de mimos a mamá, que no os cuesta nada y se queda tranquila y a Papá seguidle la corriente cuando hable de futbol, la clave es: lo eficaz y elegante es su equipo y que brutos y patosos son los demás.

Y ahora algo más serio: las salidas y las marchas.
Sí, hay que salir, hay que disfrutar, pero sin perder la cabeza (mucho), recordad antes de beber estar bien comidos (lo cual no es muy difícil en estas fechas), nada de irse de fiestas en ayunas, que luego hay que volver.
Está muy bien eso de que haya muchas bebidas en los estantes, pero no las probéis todas, mezclar demasiado puede no ser muy bueno y pasar factura mas adelante en la noche.
También hay que tener mucho cuidado con la deshidratación, pues las fiestas en sitios cerrados, con el aire tan denso, el bailoteo y la bebida pueden causar que os deshidratéis un poco, así que, que no os pueda la vergüenza, si tenéis sed, pedid un vaso de agua.
Si vais demasiado mal, un poco de azúcar puede venir bien.
Si vais regular a lo lago de la noche, ni por la cabeza se os pase conducir, que os lleve algún amigo u os vais en taxi, pero no haced el loco en este aspecto.

Por último, el día siguiente:
Si la resaca es poderosa, daos una buena ducha desayunad con un zumo con un par de tomates y un pimiento o un zumo de zanahoria y bebed mucho agua. Y con respecto a lo que habéis de comer, bueno, sea como sea… ¡os tocarán mas langostinos y embutidos!

Feliz navidad y año nuevo, ¡¡no os atragantéis con las uvas!!