Cubiertas para balsa de riego

La utilidad de las cubierta flotantes es de lo más variada y ciertamente su uso suele suponer un ahorro económico bastante considerable en muchos aspectos. De este modo, utilizar este tipo de cubiertas nos va a posibilitar una solución más liviana, evitándonos por ejemplo el engorro de tener que llevar a cabo complejas obras. Nos proporciona además soluciones rápidas a nuestros problemas, y todo ello sin tener que llevar a cabo grandes modificaciones en el entorno. Por todo ello, existen numerosísimos tipos de cubiertas, variando éstas según su fin.

Hoy nos queremos centrar en un tipo muy concreto de cubiertas, concretamente en cubiertas para balsa de riego. De este modo, las elevadas tasas de evaporación que existen en algunas regiones, junto con el elevadísimo precio que está adquiriendo el agua de riego, suponen que la implantación del Control de la Evaporación mediante Cubiertas Flotantes sea una solución económicamente viable.

En este sentido señalar las ventajas que este tipo de cubiertas flotantes brinda a sus usuarios:

  • Reduce la pérdida de agua por evaporación en 100 %
  • Disminuye la concentración de sales en el agua, lo que consecuentemente aumenta el rendimiento de los cultivos
  • Evita la obstrucción de los filtros por acumulación de polvo y sólidos en suspensión, además de la formación de algas.
  • Consecuentemente, reduce el consumo de energía utilizada en los procesos posteriores del filtrado del agua
  • Permite la instalación de mantas flexibles fotovoltaicas para la producción de energía eléctrica
  • Reduce el envejecimiento, así como los costes de mantenimiento periódicos de la impermeabilización de la balsa

Uno de los materiales utilizados para la elaboración de cubiertas para balsas de riego es la Geomembrana, cuyas propiedades son las siguientes:

  • Gran resistencia a la rotura, desgarramiento y punzonamiento
  • Elevada resistencia al impacto de bajas temperaturas
  • Excelente resistencia al agrietamiento por agentes químicos y ambientales
  • Enorme resistencia a la radiación UV, ozono y oxidación
  • Baja permeabilidad al vapor de agua así como a la absorción de agua
  • Alta resistencia a la degradación bacteriana
  • Debido a sus constante contacto con agua de consumo humano, cuenta con el certificado de la ANSI/INSF-61 Drinking Water Contact Certificate