ganaderia toros de lidia

El toro bravo o toro de lidia es un toro con historia. Las ganaderías de toros de lidia son muy valoradas entre los amantes de este animal.

Toda su vida está criada, desarrollada y seleccionada para poder llegar a ser uno de los protagonistas de los espectáculos taurinos, ya sean corridas de toros o encierros.

Sus orígenes son procedentes de la península ibérica, es una raza autóctona que se caracteriza por sus atributos físicos, como su musculatura y cuernos, que se sintetiza en su gran famosa  y aclamada bravura.

Uno de los puntos más discutidos en la historias es la aparición del toro bravo como ganaderías de toros de lidias criadas en dehesas para fines comerciales y fines de lidia.  Se sabe que desde la Edad Medias los terratenientes o señores feudales protegían  los toros bravos como animales salvajes dentro de su dominio.

En el reinado de los Reyes Católicos se inicia en Valladolid, por los siglos XV y XVI la crianza de terrenos de toros de lidia, tal y como lo conocemos hoy en día. El nombre que se conocía para este tipo de Ganaderias de Toros de Lidia era Raso de Portillo, donde sus toros eran usados para fiestas de la corte.

Junto a esta hecho, se desarrollaron otras ganaderías en Andalucía y Extremadura, gracias a sus buenas dehesas y tierras para la cría del toro de lidia, aunque no fue hasta el siglo XVII donde no se empezó a criar y desarrollar las ganaderías de toros para espectáculos taurinos y fines comerciales.

ganaderias de toros de lidia

Las castas del toro de lidia

  • Morucha Castellana (Boecillo)
  • Casta Navarra
  • Toros la Tierra y Jijona (Madrid y la Mancha)
  • Cabrera y Gallardo (El Puerto de Santa María)
  • Vazqueña
  • Vega-Villar (Utrera)
  • Vistahermosa
  • Casta Morube
  • Casta Santacoloma
  • Casta Saltillo-Albaserrada
  • Casta antanasio Fernández
  • Casta Gallardo
  • Casta Domecq