Mudanzas en Sevilla con el 100% garantía de satisfacción

El hecho de tener que llevar a cabo una mudanza es una circunstancia bastante estresante de por sí, si a ello le añadimos la particularidad de no encontrar una empresa de mudanza en la que confiemos plenamente para encomendarle nuestros bienes más preciados, puede llegar a ser verdaderamente frustrante.

Hoy nos centraremos en mudanzas en Sevilla. Se trata de una enorme ciudad en la que las empresas de mudanzas proliferan a sus anchas, arma ésta de doble filo para nosotros como usuarios; por un lado probablemente al haber más empresas de mudanzas los precios serán más competitivos, pero ojo, no todas las empresas que se ofrecen para trasladar nuestros bienes pueden dedicarse a ello ni disponen de las documentación ni permisos necesarios, por lo que si algo sale mal, que probablemente saldrá si la contratamos, no podremos reclamar nada a dicha supuesta empresa.

De este modo, si tenéis que realizar una mudanza ya sea por motivo de traslado a otro hogar, de oficina… dentro o fuera de la ciudad de Sevilla, desde aquí os recomendamos que tengáis en cuenta algunos aspectos a la hora de contratar una u otra empresa de mudanza, aspectos tales como:

  • En primer lugar deberéis de tener muy claro qué tipo de mudanza vais a realiza, para saber qué servicios precisareis de la empresa de mudanzas que contratéis, es decir, tener claro la mudanza que estáis buscando como por ejemplo mudanzas, económicas, mudanzas urgentes, mudanzas pequeñas, montaje de mobiliarios, transportes nacionales o internacionales…  Una vez teniendo claro esos aspectos os podréis centrar en las empresas que puedan ofreceros y tengan experiencia en estos servicios en concreto.
  • Una vez que ya nos hallamos decantado por una u otra empresa de mudanza, ésta tendrá que entregarnos una garantía en donde vendrá reflejado la obligación de la misma de hacerse cargo de cualquier desperfecto que se produzca durante el traslado o almacenamiento de nuestras pertenencias.
  • Bajo ningún concepto deberéis de perder el contrato que halláis firmado con la empresa de mudanzas, todo lo contrario, tendréis que conservarlo en todo momento. En el mismo deberá de aparecer tanto la fecha y el lugar en que se han recogido vuestros bienes así  como la fecha y el lugar donde tienen que ser entregados, además, el contrato deberá de contener también la tarifa de dicho servicio.
  • Antes de realizar la mudanza, la empresa encargada de llevarla a cabo tendrá que hacer un inventario de todos los enseres que vayan a trasladar. Os recomendamos que en el momento de llevarlo a cabo vosotros también estéis presentes, así pues podréis confirmar los bultos que van a ser trasladados y el estado en el que se encuentran los mismos. De este modo, una vez en el nuevo destino nos será más fácil confirmar que los objetos no han sufrido ningún tipo de deterioro durante el transcurso de la mudanza.
  • No debéis de olvidar lo siguiente: Una vez que nos han sido entregadas todas nuestras pertenencias, es obligación únicamente nuestra verificar que todo está en perfecto estado. Os aconsejamos que no firméis el recibo de entrega hasta que no halláis comprobado, ya que en el caso contrario, si hubiera algo roto o con algún desperfecto, no podríais reclamarlo.