google-powermeter

 

Últimamente parece que todo lo que toca Google se convierte en oro, ofreciendo funcionalidades cada vez más completas y útiles.

Sin embargo, no llegan al nivel de midas, ya que hay algunas de sus aplicaciones que no han tenido tanto éxito. Se trata de  Google Health y Google PowerMeter.

Estos proyectos se crearon para intentar solventar diferentes problemas:

Google Health se creó en el 2008 con la intención de facilitar la gestión de historiales médicos, facilitando la tarea de forma gratuita.

La aplicación te permite crear y personalizar historiales con los datos de pacientes, todo sujeto a una fuerte política de privacidad. Funciona de la manera más simple, con campos para las dolencias, la medicación que hay que administrar, síntomas, tratamientos etc.

Cada campo dispone de sus opciones asociadas, como fecha de inicio y fin de los tratamientos, fecha de remisión de un síntoma, anotaciones adicionales, las inmunidades que haya podido adquirir el paciente a la medicación, etc.

Por último, esta aplicación te permite acceder a los historiales médicos de cualquier paciente que tuvieras dado de alta desde cualquier ubicación donde tengas acceso a tu correo.

La aplicación parecía bastante práctica, más no ha tenido el efecto esperado, ya que según ellos mismos dicen, solo algunas clínicas y algunos usuarios que gustan de tener toda su información clínica controlada han usado el servicio.

Google Power Meter se creó con el objetivo de ayudar a controlar el consumo de luz registrando el consumo energético del hogar.

Esta aplicación, tuvo la idea de concienciar al usuario de lo que se puede ahorrar en electricidad si hace las cosas bien.

La manera de mostrarlo es mediante una serie de gráficas que muestran el consumo puntual y el permanente, de manera que puede predecir los costes según la evolución de consumo de luz.

Se trata de una aplicación muy interesante para tener controlado el consumo, pero no ha tenido el éxito esperado, ya que aunque ha habido crecimiento en el número de usuarios que disponían de la aplicación, la evolución ha sido mucho más lenta de lo esperado, concluyendo en el cierre del servicio.

google-health

Cosas como esta demuestran que hasta los grandes se equivocan, si bien las ideas y los objetivos de los proyectos eran bastante interesantes, parece que el  impacto no lo ha sido tanto.

Quizás haya sido por una manera poco eficiente de promocionarlo o por un mal planteamiento de alguna sección del servicio, concluyendo en una repercusión menor de la esperada.

Y es que hasta los más grandes se equivocan.