Cuantas veces no nos hemos rebanado el cerebro intentando averiguar qué regalo hacer a nuestros amigos, o bien qué detalle entregar a los trabajadores de nuestra empresa o incluso a nuestros propios clientes…

Pues aquí tenéis una idea: Parasoles coches personalizados. Eso es, se trata de un artículo que es relativamente económico, podemos adquirir grandes cantidades y lo que es mejor, personalizarlos a nuestro antojo, ya sea con nuestra mascota preferida, con el nombre de nuestra empresa o con lo que queramos, y además es algo útil.

A quién de nosotros no le han regalado más de una vez algún artículo publicitario con el nombre de una empresa, en un bautizo, una boda… que no hemos sabido qué hacer con él. Lo hemos cogido, hemos dado las gracias únicamente por educación y cuando hemos llegado a casa lo hemos mirado con cara rara y ha ido a parar directamente al cubo de la basura.

Pues eso es otra ventaja que tienen los parasoles publicitarios, suelen ser de mucha utilidad ya que aunque yo no tenga coche sí lo tiene mi marido, hermana o amigo, y es un artículo publicitario que siempre viene bien, especialmente durante la época de verano, que es cuando más nos afanamos por proteger el interior de nuestro coche del sol.

Algunos beneficios de los parasoles de coches son los siguientes:

• 10% menos de calor en el coche

• Protege el interior del habitáculo de los rayos ultravioleta

• Evitar accidentes físicos al contacto con el volante expuesto al sol

• Ahorro en el aire acondicionado de su coche

• Su marca en cualquier punto de España.

• Publicidad vista por mucha gente en playas, hoteles, complejos turísticos…

Además, podemos encontrar parasoles personalizados para coches para todos los gustos:

• Parasol de aluminio de una cara

• Parasol de aluminio de doble cara

• Parasol de cartón

• Parasol cubrevolante

Como podéis comprobar se trata de una idea original, si lo que queréis es sorprender y que vuestro detalle sea utilizado continuamente con lo que ello supone, que tanto la persona a la que se lo halláis regalado como todo aquel que lo vea cuando pasee por la calle se acuerde de vosotros, al menos, sepa que existís.