Es la era del marketing digital, todo el mundo dice que es el futuro y que hay que adaptarse y si no te quedas obsoleto, como el marketing tradicional. Realmente esto no es así. El truco es en la combinación de ambos. El marketing tradicional tiene muchas ventajas frente al digital, aunque no podemos obviar el segundo, siento el tradicional complemento del digital para llegar a un fin: ser conocido y posteriormente reconocido.

¿Qué ventajas tiene el marketing tradicional frente al digital?

  • Mayor alcance: muchas de estas acciones llegan y dan credibilidad.
  • Son fiables y muy buenos para crear marca y mantenerlo en la mente del cliente.
  • Si nuestro público objetivo es enfocado a una edad avanzada, adultos o tercera edad, se nos pueden escapar detalles como que hay gente que es analfabeta digital, y por tanto, no llegaríamos a ellos con facilidad.
  • Si no lo veo (y toco) no lo creo…Hay futuros clientes que tienen que tocar físicamente nuestras publicidades y acciones.

 

¿Cómo combinar las dos actuaciones?

Es tan fácil como crear una buena misión o meta, unos buenos objetivos y una buena estrategia a seguir.

Si tu meta es crear y afianzar tu marca, que se conozca y se difunda, es bueno apoyarse con un poco de marketing tradicional. Un ejemplo de ello es por ejemplo los parasoles publicitarios para los coches. No podemos dudar que es uno objeto indispensable para esos días calurosos y no queremos quemarnos las manos al coger el volante. ¿Quién no se fija en los parasoles de los coches? Es un objeto que brilla y nos llama la atención si tiene algo fuera de lo normal y no sea completamente de color plata.

Hay empresas especializadas en todo este tema de merchandising, como los parasoles publicitarios, que puede reforzar toda nuestra campaña y estrategia.