proteccion_solar

El sol es el origen de la vida junto al agua. Sus efectos son realmente beneficiosos ya que son fuente de la vitamina D, por tanto, la exposición al sol es necesaria, pero si la toma es prolongada se deben de tomar precauciones.

¿Por qué es peligroso?

El sol a ciertas horas es abrasador, conllevando a producir quemaduras en nuestra piel aumentando ciertos riesgos, como puede ser el cáncer de piel. Las características de las personas que suelen tener esta enfermedad suelen ser:

  • Piel muy clara
  • Pelos Rubios y Pelirrojos
  • Antecedentes familiares de cáncer de piel
  • Exponerse al sol en temporadas prolongadas
  • Lunares extraños
  • Tener en cuerpo y cara muchas pecas

La piel de los adultos es bastante más fuerte que la de los niños, pero corremos el mismo riesgo. Las radiaciones ultravioletas en nuestra piel son muy dañinas.

original_crema_nino_sol

Una de las soluciones más óptimas y recomendables es la utilización de cremas solares

¿Cómo podemos conseguir el máximo efecto en las cremas de protección solar?

  • Según la exposición al sol elegir un tipo de protección
  • Elegir la protección según el tipo de piel
  • Extender la crema con la piel seca, no húmeda
  • Utilizar las cremas con mayor índice de protección solar al principio de temporada de sol y luego ir reduciendo, pero nunca eliminarla por completo
  • No mojarse ni pulverizar agua en la piel mientras se toma el sol
  • No utilizar colonias ni perfumes por su contenido alto en alcohol, ya que son sustancias fotosensibles
  • Aunque tomemos el sol en lugares que no hay sol o esté nublado, siempre utilizar la protección solar
  • Evitar la exposición solar entre las 12.00 y 17:00 horas, ya que es el horario de máxima radiación solar)
  • Proteger los labios con cacaos o vaselinas con protección solar. Las quemaduras de labios pueden conllevar a molestias y heridas graves
  • Proteger los ojos con unas buenas gafas de sol es importantísimo, ya que se puede conllevar a una ceguera parcial o total.
  • Los niños deben tener una protección completa ya que sus pieles son muchísimo más sensibles que las nuestras.
  • No olvidéis de tomar agua en cantidad para evitar la deshidratación.