La publicidad digital trata de promocionar marcas, empresas o productos mediante el uso de herramientas digitales. La publicidad digital dinámica o publicidad singage es un tipo de publicidad digital basada en el cambio de contenidos de manera continuada, según las estrategias de la empresa y que permiten cambios rápidos en lo que se quiere publicitar. Este tipo de publicidad está haciendo que se sustituyan las clásicas vallas publicitarias por otras nuevas que utilizan pantallas de televisión de plasma, LCD o LED para transmitir sus contenidos publicitarios. Este soporte publicitario sigue en auge y está atrayendo cada vez a más anunciantes.

 

Aunque, a priori, este tipo de publicidad es más cara que las vallas publicitarias estándar, ya que requiere inversión en pantallas de televisión, a la larga el precio es más rentable debido a varios factores. Uno de ellos es que la televisión va a ser la misma una vez se cambie la publicidad, con lo cual el gasto en material es fijo, salvo que se quiera incrementar el número de puntos donde se publiciten los productos. Otro factor a tener en cuenta es que este tipo de publicidad es más eficiente en el sentido de que se pueden cambiar los anuncios de una forma más rápida, de forma dinámica, según las necesidades de cada momento. Además, este tipo de sistema publicitario permite desarrollar anuncios más creativos. Estos anuncios pueden ser creados mediante sencillos programas de diseño; y mediante la utilización de otros programas se puede configurar la cadencia existente entre un anuncio y otro, y realizar diversos tipos de efectos, como resaltar la parte más importante de lo que se quiere publicitar. Los programas se pueden clasificar a grandes rasgos entre programas de pago, por lo general más completos, y programas libres, que aunque no son tan potentes, cubren prácticamente todos los requisitos imprescindibles y suelen ser muy sencillos de utilizar.

 

Los soportes para la publicidad digital dinámica se colocan generalmente en el propio punto de venta, que es el lugar donde se suelen producir la mayor parte de las decisiones de compra por parte de los clientes. Cuando el cliente llega a la tienda puede ir o no con un producto en su mente. Pero gracias a este tipo de publicidad la empresa puede resaltar cierto tipo de contenidos publicitarios que hagan que el cliente sienta la necesidad de comprarlo, mediante anuncios de ofertas limitadas, productos de alta calidad a bajo coste y pudiendo alternar estos anuncios de una forma rápida y eficaz.