simulador-de-vuelo

Una de las grandes ventajas de la tecnología es que nos permite hacer cosas que de otra manera serían absolutamente imposibles, como viajar al espacio, llegar a lo más profundo del océano, o simplemente, volar.

Curiosamente, tanto hemos avanzado que además de poder volar, surcar los mares y el espacio, podemos simular que lo hacemos con toda precisión mediante unos programas llamados simuladores, que consisten en imitar virtualmente los mandos y el entorno del pilotaje.

Los simuladores de vuelo son un tipo de software muy conocido que tiene gran cantidad de seguidores debido al realismo que se puede llegar a conseguir.

Sin embargo, los simuladores de vuelo son usados para algo más que el ocio, ya que muchos profesionales de la aviación entrenan con simuladores de este tipo, aunque algo más complejos.

Así que podemos distinguir entre los simuladores de vuelo para el ocio, como por ejemplo el  Microsoft Fly Simulator, programa donde el usuario adopta la posición de piloto y maneja el avión con el ratón y el teclado (o el pad, de haberlo).

O los simuladores de vuelo reales con movimiento completo, que son los usados en el ejército y para las pruebas de pilotaje.

En este caso, el piloto se mete en una cabina similar a la que sería la de un avión de verdad, y en este momento se carga el software simulador de vuelo. A partir de ese momento, continuas simulaciones de vuelo empiezan a ocurrir, ya que el instructor suele estar en una cabina contigua a la cabina y tendrá la opción de ir creando anomalías a las que el piloto en pruebas tendrá que reaccionar.

Esto sirve como un entrenamiento de rapidez y reflejos, ya que en los aviones no hay tiempo para reaccionar y hay que tener muy claros los conceptos y lo que hay que hacer.

Para conseguir alterar la situación de vuelo del piloto en prácticas el instructor va creando situaciones como fuego en los motores, un tren de aterrizaje estropeado, diversos tipos de fallas electrónicas, tormentas, rayos, riesgos de colisión, diversas partes del avión se estropean, vientos fuertes, escasa visibilidad y otros muchos eventos.

Una vez el piloto supera la prueba del simulador de vuelo se encuentra en buenas condiciones, está mucho mejor preparado para afrontar un vuelo real, donde la naturaleza propia será la encargada de irle dificultando la labor.

simulador-de-vuelo2

Para la mayoría de los usuarios sin embargo, los simuladores de vuelo son programas de entretenimiento en los que incluso se puede llegar a personalizar el propio avión o crear un modelo único.

Así que si quieres sentir el vértigo de estar a cientos de kilómetros de altura, la emoción del pilotaje en tus carnes, tan sólo tienes que instalarte un simulador de vuelo en tu ordenador y empezar a volar.

 

¿Te ha gustado el artículo? Quizás también te interese:

Enlaces de Juegos

Enlaces de simulación