trucos-para-ahorrar-dinero-en-navidad

Se van acercando las fiestas navideñas, y como todos los años, y a pesar de la crisis, no queremos dejar escapar el espíritu navideño.

Si bien es cierto que no está el horno para bollos y aunque queramos, tenemos que intentar recortar un poco en los gastos incluso en estas fechas, pero tranquilos, no por ello tenemos que descender nuestro nivel de espíritu navideño.

Y es que si te lo montas bien, podrás incluso ahorrar dinero en navidad.

A la hora de ahorrar y de reducir gastos a niveles mínimos, el punto más importante es sin duda el tener una buena planificación y gastar con cabeza, evitando los derroches.

Fácil, ¿no?

Y lo mejor de todo es que si te lo montas bien, ni siquiera tendrás que abstenerte de adquirir esos productos que tanto alegran nuestras navidades.

Así que aquí tenéis unos cuantos trucos que facilitarán vuestra labor de ahorrar dinero en navidad.

–          Hacer las cosas con tiempo.

Es la mayor trampa, y los comerciantes lo saben, mantener la ilusión de nuestra familia o amigos vale mucho más que el dinero que nos gastamos en ello.

Sin embargo, esto no implica que lo tengamos que dejar todo hasta el final, muchas marcas encarecen un poco sus precios en las jornadas más cercanas a las fechas más relevantes, por ello es de un valor incalculable que salgamos antes a mirar y comprar precios.

Se pueden tener los regalos comprados y escondidos en el garaje o algún altillo de la casa, ahorrándonos un dinero y obteniendo la tranquilidad de tener los regalos resueltos a tiempo y de forma económica.

Ejemplos pueden ser comprar los langostinos y el marisco a principios de diciembre, así como las patas de jamón, de manera que los precios aún no están hinchados.

–          Reutilización:

Siempre, para todo, reutilización y reciclaje son la clave en el ahorro, si tienes adornos del año pasado ve reutilizándolos, y si has de cambiar, no lo cambies todo de golpe.

–          El árbol más económico:

Aunque la tradición marque que el abeto debe albergar regalos para todos, no tienes porque poner un abeto como tal.

Hay árboles de plástico mucho más baratos y muy parecidos al original, pero sobre todo, mucho más baratos, además, si tus niños son muy pequeños no van a apartar la mirada de los regalos.

–          El belén:

Si tienes figuritas de otras ocasiones, está bien ponerlas, pero si no, no hace falta gastarse mucho.

Con un cartón bien recortado y dispuesto puedes montarte un portal, el río lo puedes hacer con papel de plata y el césped y los árboles con un poco de hierba.

Igualmente, la paja del establo se puede conseguir en cualquier almacén o tienda, ya que muchos productos vienen envueltos en paja para amortiguar.

Y por último, las figuras, si no las tienes, ha llegado el momento de darles un poco de plastilina a tus niños, o ponerte tu mismo, recuerda que lo importante no es la perfección, si no la imagen y el sentimiento.

–          Compartir:

Quizás lo más bonito de las navidades sea el poder compartir momentos especiales con nuestros familiares (o amigos, o en general, la gente que nos importa).

Sin embargo, aunque vayamos a celebrar grandes comidas en nuestra casa, no significa que tengamos que invitar a todo nosotros, si la navidad es el espíritu de compartir, compartamos también los gastos, o que cada uno ponga algo de la comida o la cena.

Entre todos, aportando cada uno lo que pueda, se pueden pasar unas fiestas estupendas sin la necesidad de que nadie acabe arruinado.

trucos-para-ahorrar-en-navidad

Así que aún estáis a tiempo, quedan bastantes días para las navidades, así que corred y haced las cosas con cabeza, para así poder ahorrar dinero en navidad, teniendo así, una cuesta de enero menos empinada.

¿Te ha gustado el artículo? Quizás también te interese:

Medidas para ahorrar en tu factura de la luz

Ahorrar en tus mudanzas en Gavá