Las velas son una maravillosa invención usadas para muchos propósitos.

Su uso se extiende desde el puramente práctico como iluminar una habitación de manera estética, hasta el uso de velas aromáticas e incluso pueden tener un uso religioso y esotérico.

Una vela es un bloque o cilindro sólido de cera con una mecha encajada, que se enciende para proporcionar luz, y a veces calor.
La mayoría de las velas están hechas de parafina. Las velas también se pueden hacer de cera de abejas o soja u otras ceras vegetales y sebo. Las velas del gel se hacen de una mezcla de parafina y plástico.

Velas Led

Un fabricante de velas se conoce tradicionalmente como un cerero y disponemos de numerosos dispositivos que han sido inventados para sostener velas, desde candelabros de mesa sencillos, hasta elaboradas lámparas de araña.

Antes de la invención de las lámparas eléctricas y de aceite eran de uso general para la iluminación. En áreas sin electricidad  todavía se utilizan de forma rutinaria. Hasta el siglo 20, las velas eran más comunes en el norte de Europa. En el sur de Europa y el Mediterráneo predominaron las lámparas de aceite .

En el mundo desarrollado de hoy, las velas se utilizan más que nada por su valor estético y aromático, sobre todo para establecer un ambiente suave y cálido o romántico y para la iluminación de emergencia durante cortes de energía eléctrica. De hecho se han inventado velas led recargables que, sin utilizar llama y por tanto siendo más seguras, recrean el mismo efecto lumínico que las velas de cera.