El sujetador es una de esas prendas en constante evolución, podríamos hablar incluso de “ropa tecnológica” a la hora de referirnos a ellos. Si en un principio y yéndonos a lo más básico lo que se buscaba era simplemente (y como bien dice su nombre) sujetar el pecho femenino, a lo largo de la historia se ha ido convirtiendo en algo mucho más importante y complejo, donde entran en juego desde los mitos de la seducción hasta las reivindicaciones políticas y sociales, como sucedió en los sesenta cuando muchas mujeres quemaban sus sostenes en señal de insumisión.

 Pero más allá de esas consideraciones reivindicativas, el sujetador se ha erigido en la prenda que realza, modela y protege el símbolo de la feminidad y, por lo tanto, en objeto casi de culto en algunas ocasiones y en muchas otras  de leve e inocente fetichismo.

Sujetador Volum Fit

Hablamos, como decíamos, de una prenda siempre en evolución, dedicada cada vez más a resaltar los encantos femeninos pero siempre atendiendo a la comodidad de las usuarias. Y es aquí cuando tenemos que hablar del sujetador Volum Fit, posiblemente el sostén más avanzado a día de hoy que consigue con su relleno morfológico ACTI FILL, a base de un suave y y flexible silicona con textura de gel, adaptarse a cualquier tipo de pecho ajustando perfectamente las copas y rellenando los huecos que puedan crearse.

El sujetador inteligente volum fit consigue que su relleno se adapte totalmente o la forma del pecho, ya que el gel-silicona se calienta con la temperatura corporal moldeándose y adaptándose a la perfección a la forma del pecho y creando un ajuste total con un confort absoluto.

Este sujetador se adapta a las diferentes curvas de cada mujer cómodamente sin dar la impresión de artificialidad o relleno ortopédico que otros modelos no consiguen evitar. De este modo, todas las mujeres son susceptibles de usar este modelo ya que se adapta a todas las formas y parece hecho a medida, incluso se podría hablar de sujetador ergonómico.

Si a todo ello añadimos que se trata de un sujetador que no resulta nada caro, no hay excusa para no probarlo.